Alvar apuesta por la Informática al servicio de la Lingüística

El catedrático de Lengua Española participa en actividades de la ULPGC.

Manuel Alvar Ezquerra, catedrático de Lengua Española en la Universidad Complutense de Madrid, se encuentra en Las Palmas, participando en actividades de la ULPGC. Por su "pedigrí" se le presupone "un atractivo" en este campo del conocimiento. A los 26 años ya era catedrático, y con 20 más, además de prestigioso docente, autor de numerosos diccionarios. Creció entre atlas lingüísticos y diccionarios pero asegura que su labor creativa, de acuerdo con las nuevas herramientas -se refiere a la computación- se elabora de una manera totalmente diferente a como lo hacía su padre, el profesor Alvar, tan conocido en Canarias, en especial por el Atlas lingüístico que hizo de las Islas. Alvar hijo ahora también mantiene inmejorables relaciones con la ULPGC. El ha sido y es asesor de ese novedoso proyecto que sobre lingüística computacional, morfología y automatización del lenguaje, ha realizado un equipo de Informática dirigido por el catedrático de la ULPGC, Octavio Santana, presente en la entrevista. "Hemos llegado a la computacional por caminos diferentes, aclara el profesor Alvar. Yo me he dedicado a hacer diccionarios, y este trabajo sin la computación sería impensable. Pero no son casualidades. Nuestra convergencia fue a través del catedrático de Lengua de la ULPGC, José Antonio Samper, amigo de ambos". Reconocen que "hay mucha gente que sabe mucho de informática, pero el diálogo entre expertos en materias tan diversas no es, a primera vista, sencillo. Hay un abismo entre la tecnología y la filología, y hemos tenido la suerte de superarlos". El profesor Octavio Santana interviene para reconocer que el encuentro con Alvar "ha sido abierto,generoso, de relación sana e inteligente, que nos ha abierto muchas puertas para desarrollar nuestro proyecto".

Una gratificante realidad.

En la ULPGC se ha leído una tesis doctoral en Informática y se utilizó un artículo de Alvar Ezquerra sobre la descomposición silábica por ordenador, lo que da idea de cómo se remontan en el tiempo sus trabajos lingüísticos a través de la computación. "Y es que llegué a la Universidad Málaga hace 20 años -mi plaza en la Complutense es reciente- donde había una reducida biblioteca. Fue lo que me incitó en principio a moverme en estas historias. Pero hay que afirmar que la Lengua y la Informática no están reñidas. No conozco de esta última más que los servicios y las posibilidades que nos ofrece. Por cierto, que no es nada fácil explicárselas a la gente. De ahí que valore mucho al equipo de Informática como el de la ULPGC, que dirige el profesor Santana, que ha realizado el trabajo de lingüística Computacional. Además facilitará el uso correcto del lenguaje a todos los niveles: el del léxico, el morfológico, el sintáctico y el semántico". Añadió que la informática aplicada a la Lengua es un asunto del que muchos presumen. En este caso es una gratificante realidad. El equipo ha demostrado gran capacidad de trabajo

Diario de Las Palmas (5 - Noviembre- 1997)..